El periodo de adaptación, un momento para cuidar

Durante estas semanas, muchos niños y niñas conoceránpor primera vez un entorno diferente a su hogar, ya sea el colegio, la escuela infantil u otro tipo de espacio educativo, con otras personas adultas y otros niños y niñas con los que compartir el espacio, materiales y figuras de referencia.

Muchos niños y niñas, se separan de sus familias, de sus referentes, por primera vez.

Muchos niños y niñas necesitan que se cuide especialmente este momento, que nos pongamos en su lugar y les ayudemos a que la transición sea positiva, y eso solo se consigue llevando a cabo un periodo de adaptación de verdad: para los niños, para las familias y para los educadores, profesores y acompañantes. Un periodo para conocernos todos, para sentirnos cómodos ante la nueva situación, y para transmitir seguridad a los pequeños.

Pero, ¿qué es el periodo de adaptación? Pues como su nombre indica, un plazo de tiempo para adaptarnos a una nueva situación, por lo tanto, la durabilidad de este depende de las personas implicadas en él,  y sobretodo en este caso, de los niños y niñas. Solo cuando sientan el nuevo espacio como suyo, y depositan su confianza en las nuevas figuras de referencia, siendo capaces de integrarse en un nuevo grupo, podemos decir que el niño o niña está finalizando su adaptación.

¿Por qué es tan esencial realizar SIEMPRE un periodo de adaptación al ingresar a un niño o niña por primera vez en un centro?

POR QUE LOS NIÑOS Y NIÑAS NECESITAN UN TIEMPO PARA:

  • Comprender que sus familias no les están abandonando. Sí, suena fatal, pero el concepto de tiempo para los niños pequeños es abstracto, no entiende de minutos ni horas, por lo que para ellos quince minutos sin sus familiares en un ambiente que no reconoce, que no está comodo, puede ser motivo de angustia, no pueden comprender cuando van a volver sus padres, solo entienden que se han quedado solos, sin una figura de apego a la que acudir.
  • Conocer el nuevo espacio y sentirse cómodos en el.
  • Confiar en otro adulto diferente a sus padres o familiares cercanos.
  • compartir espacios y materiales con otros niños, así como una figura de referencia para todos.

POR QUE LAS FAMILIAS NECESITAN UN TIEMPO PARA:

  • Confiar en la persona con la que están dejando a su hijo o hija.
  • Superar la separación (al igual que al niño le angustia no ver a sus padres, ellos también necesitan un tiempo de transición para sentirse cómodos)
  • Formar parte del nuevo espacio, colaborando en mayor o menor medida, pero siendo parte de él.

PORQUE LOS EDUCADORES, PROFESORES, ACOMPAÑANTES NECESITAN UN TIEMPO PARA:

  • Conocer a cada uno de los niños, sus peculiaridades y necesidades.
  • formar un vínculo con cada uno de los niños.
  • Preparar el espacio y los materiales deacuerdo a las necesidades específicas del grupo en general y de cada niño en concreto.

 

Entonces, ¿como realizar un periodo de adaptación DE VERDAD?

  • SIN PRISAS: el tiempo que dura la adaptación debe marcarlo el niño. No todos los niños aceptan igual la situación, ni tardan lo mismo en sentirse a gusto, por lo que un niño puede necesitar una semana, y otro niño tres. No te agobies, dale tiempo, y sobre todo,  hacer que la experiencia sea positiva. Sin llantos, chantajes, con paciencia y con  mucho cariño.
  • ESCALONADO: subiendo el horario poco a poco, aumentando cada día el tiempo sin familiares dentro del aula si el peque lo va aceptando. Cada peque a su ritmo.
  • HACIENDO PARTÍCIPE AL NIÑO DEL PROCESO: es importante explicarle al niño lo que va a suceder,  acudir al centro unos días antes de empezar para que les resulte familiar. También pueden ayudar algunos cuentos sobre el tema.
  • FACILITANDO LA TRANSICIÓN, INTEGRANDO A LAS FAMILIAS: que las familias puedan estar en el aula los primeros días aumenta la confianza y seguridad de ambas partes: los niños saben que mamá, papá, (la abuela, el tío…) están ahí, puede explorar desde una situación segura, puede interaccionar con los niños y comenzar a establecer un vinculo con los adultos del centro. Cuando el niño se sienta seguro, los familiares pueden ausentarse a pequeños ratitos del aula.
  • DESPIDIENDONOS SIEMPRE DEL NIÑO: obvio ¿no?. A nadie le gustaría encontrarse solo de repente en un espacio poco conocido, con gente nueva ¿verdad? La angustia que se genera en el niño entorpecerá el proceso, pero lo que es peor, le hará desconfiar de sus familiares. Por tanto, siempre explicarles que nos vamos a ir un ratito, que se lo pase bien y que luego volvemos.
  • CREANDO UNA RUTINA: tanto en casa como en el aula. A los niños las rutinas les dan seguridad (por el concepto de tiempo que tienen que explicamos anteriormente). Así pueden anticipar lo que va a suceder, favoreciendo su tranquilidad ante las diversas situaciones. Así, en casa podemos establecer una pequeña rutina al levantarnos, que poco a poco pueda ir desenvolviéndose autónomamente (por ejemplo:me levanto, me visto, me lavo, desayuno y preparo la mochila).

20160906_102447

  • TRANSMITIENDO SEGURIDAD: si nosotros no estamos seguros de la situación, se lo vamos a transmitir,  y el niño va a vivir el proceso con angustia y desconfianza.
  • EMPATIZANDO: El niño puede reaccionar de diversas maneras a la situación. es muy importante OBSERVAR. Hay niños que no lloran pero se muestran inapetentes, o aparecen regresiones (descontrol de esfinteres, problemas de sueño..). Por eso nosotros tenemos que estar disponibles, siendo comprensivos y dándoles el tiempo necesario. Eso de que “llorará hasta que se acostumbre” no le lleva a adaptarse, si no a conformarse con una situación que le han impuesto.
  • POR PARTE DEL CENTRO:  algunos aspectos que se deben tener en cuenta son la reducción de ratios durante el periodo de adaptación (haciendo incorporaciones por grupos, donde pueden atender a la individualidad de cada niño, atender a sus necesidades y establecer vínculos), proponer (no forzar) actividades que resulten atractivas a los niños, crear ambientes para las distintas necesidades (juego tranquilo, descanso, movimiento..)

Nosotros estamos viviendo un periodo de adaptación respetuoso, en el que todas las partes estamos integradas y lo vivimos con seguridad. La verdad es que Monillo nos ha sorprendido y desde el primer momento que conoció el ambiente se mostró seguro en él. Poco a poco vamos alargando la estancia, con más tiempo fuera de mamá, y él se queda tranquilo, explorando, reconociendo espacios y situaciones, creando un vínculo seguro con su acompañante. ¡No podemos estar más contentos!https://m.facebook.com/aprenderjugando.espacioeducativocreativo/?__mref=message_bubble

¿Nos cuentas tu experiencia? ¿Como estaís viviendo el periodo de adaptación con vuestro peques?

Espero tus comentarios….¡¡Comparte si te ha gustado!!

 

(estamos en facebook aquí y en instagram aquí )
Anuncios

4 comentarios sobre “El periodo de adaptación, un momento para cuidar

  1. Hola,gracias por el artículo.Tengo una nena de 23 que ha empezado hoy la escuela infantil,por primera vez. Me ha costado más a mi,el proceso…ella por ahora la veo bien..Yo me siento con muchos temores,y sobre todo me temo,porque soy muy emocional y me siento diferente a otras madres,que me parecen muy fuertes y que están seguras…¿,me entendéis? Gracias

    Me gusta

    1. Claro que te entiendo. Es importantísimo estar seguro del centro y persona con quien vas a dejar a tu hijo, es necesario que te hagan formar parte del proceso. Es normal tener sentimientos de ese tipo pero si confías y el proceso se da con respeto, los niños tendrán una integración positiva. Os deseo un buen inicio!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s